COMEDOR

Este servicio se incluye en el proyecto de inmersión lingüística de la ikastola y se realiza en euskara.

El objetivo es potenciar la adquisición de hábitos alimenticios saludables, motivando y estimulando a nuestros alumnos y alumnas a seguir una dieta variada, suficiente y equilibrada.

El servicio de comedor está gestionado por la empresa IRIGOYEN, que cuenta con especialistas en nutrición y dietética. Elaboran los menús y se encargan de que se realice eficazmente y respetando las exigencias tanto nutritivas como higiénicas y educativas del comedor. Cada día nuestras monitoras de comedor se esfuerzan en hacer de la comida un momento educativo, tanto en lo referente a la alimentación como a la convivencia y la adquisición de buenos hábitos.

Éstas son algunas de las características que diferencian nuestro servicio:

  • Fuerte presencia de frutas, verduras y hortalizas.
  • Introducción de alimentos ecológicos al menos una vez por semana.
  • Eliminación de alimentos precocinados y frituras.
  • Menús especiales para alergias e intolerancias, dietas laxantes y astringentes.

Cada tres meses se preparan informes para cada familia, con detalles de la actitud de cada alumna y alumno ante la comida, y la conducta en el comedor.

Si hay una excursión planificada desde la ikastola, se prepararán bolsas de picnic en el comedor para todas y todos los alumnos que participen.

El objetivo principal de este proyecto es intentar llegar al máximo de productos frescos, de temporada, ecológico, local y abastecido por los productores.

Se contempla el espacio de comedor como un lugar donde educar hábitos saludables.

Cambios que se dieron en el curso 19-20 a través de la estructuración de menú:

  • 1 día de proteína vegetal (lucha contra la obesidad infantil, hábitos saludables).
  • Proteína animal de calidad (carne de ternera ecológica).
  • Proteína sólo en uno de los dos platos que comen.
  • Ajustes de gramajes (según las autoridades internacionales de salud-OMS, ya que estamos hiper-proteinizados)
  • Proteínas y farináceos ajustados a recomendaciones.
  • Fruta y verdura no tiene límite.
  • Del primer plato se repite lo que quieres y del segundo no.
  • Asegurar el consumo de 100 gramos de verdura al día.
  • Aumentar la diversidad de lo que comemos.
  • Peces no tropicales.
  • Lácteo 1 día a la semana y 4 días de fruta ecológica.
  • Adaptar la temporalidad de la huerta (menú de frío y de calor).

Con este cambio conseguimos que:

  • Toda la verdura sea local, fresca, ecológica y de temporada.
  • La carne de ternera sea ecológica y local.
  • Los cereales y la legumbre sean ecológicas y locales.
  • El yogur y los huevos sea local y ecológico.
  • Aceite virgen extra ecológico y local.
  • También la fruta será ecológica.
MENÚ DE NOVIEMBRE